Cuando se trata de rankear en las SERPs, es esencial tener enlaces de alta calidad que apunten a tu sitio web. Pero como he mencionado muchas veces, no todos los enlaces se crean de la misma manera. Los enlaces de baja calidad pueden dañar tu sitio, o simplemente destruir tu reputación en la web. Si no tienes cuidado, tu sitio podría recibir graves penalizaciones de Google.

¿Qué es una penalización de Google?


Básicamente es una sanción de Google, un castigo contra un determinado sitio cuyo contenido entra en conflicto con las prácticas impuestas por Google. Las sanciones pueden venir como resultado de una actualización del algoritmo de Google, o en algunos casos cuando se tienen anuncios de Adsense, puede deberse a una revisión manual de tu proyecto. Y en ambos casos depende mucho de los backlinks que poseas y obviamente de la calidad de los mismos.

Las consecuencias de recibir una penalización pueden ser devastadoras para quien tiempo poco tiempo «tratando con Google» pero para todo hay solución. Por lo general, el rankeo cae en las SERPs, esto lógicamente trae consigo la caída de visitas, y en casos extremos, se desindexa por completo de Google.

Tipos de penalizaciones de Google

Hay dos categorías generales de penalizaciones: manual y algorítmica. Dentro de cada categoría, hay una serie de razones por las cuales tu sitio puede haber sido penalizado. A continuación explicaré los casos más comunes.

Penalización manual

Una penalización manual (o acción manual) generalmente ocurre cuando el equipo de spam de Google marca tu web. Esto generalmente significa que creen que su sitio web está incumpliendo una o más de las Directrices para webmasters de Google.

Las penalizaciones manuales se deben con mayor frecuencia al perfil de los backlinks que poseas. Los tres tipos más comunes de sanciones manuales son:

– Enlaces no naturales hacia tu web
– Enlaces masivos a tu web
– Enlaces salientes no naturales de tu web

Recuperarse de una penalización manual

Para verificar si has sido penalizado manualmente, puedes iniciar sesión en tu Google Search Console y verificar si tiene algún mensaje nuevo. Si no ves ninguna advertencia o mensaje, es poco probable que haya una penalización manual en tu sitio.

Si descubres que ha sido penalizado, no te preocupes que no es mal de morir, en mi día a día probando nuevas técnicas Black Hat SEO me penalizan constantemente webs de prueba que utilizo y en más de 90% de los casos de penalizaciones, en menos de un mes ya he quitado dichas penalizaciones. El mejor lugar para comenzar es eliminar los enlaces no naturales o SPAM que apuntan a tu sitio web.

A veces puede ser difícil determinar cuál o cuáles son los enlaces por la cual estamos recibiendo la penalización. Verificar cuáles son los enlaces «sospechosos», o si hemos comprado o buscado intercambiar enlaces. Debemos verificar que los sitios de donde recibimos los backlinks no estén penalizados, ya que esta puede ser una razón.

Si aún no estás seguro de qué enlaces Google considera “poco naturales”, deberá investigar un poco más. Recomendamos probar la herramienta de auditoría de backlink como SEMrush o ahrefs, que si bien son herramientas de pago, existen las llamadas «conjuntas» donde por un precio muy económico puedes acceder a dichas herramientas. Esto te ayudará a verificar cuáles backlinks son los que están causando la penalización por parte de la gran G.

Después de identificar los enlaces de baja calidad, la tarea (casi siempre tediosa) es comunicarse con los webmasters de los sitios de origen y solicitar la eliminación de los enlaces. Como lo anterior casi nunca funciona ya que sea porque no responden, porque el sitio ni siquiera es de ellos o es un sitio «abandonado», lo mejor es rechazar nosotros mismos dichos enlaces desde la consola de Google.

Al desautorizar los backlinks le estamos diciendo a las arañas de Google que ignoren esos vínculos entrantes la próxima vez que se rastreen tu sitio. Como ya comenté, esta desautorización se hace directamente desde la consola de Google, aunque tengo entendido que desde SEMRush y Ahrefs también es posible, aunque la verdad nunca lo he probado de esta manera.

Penalización Algorítmica

Las penalizaciones algorítmicas se producen automáticamente cuando uno de los algoritmos de búsqueda de Google marca tu sitio web. Esto suele suceder como resultado de una nueva actualización del algoritmo o “actualizaciones de datos” de una actualización anterior del algoritmo.

Similar a una penalización manual, cualquier violación de las pautas para webmasters de Google hará que tengas una penalización algorítmica. Google utiliza algunos filtros para detectar automáticamente si un sitio web viola dichas pautas. Las más conocidas y más comunes son Panda Update y Penguin Update. Google también ha promovido dos actualizaciones de algoritmos de “compatibilidad con dispositivos móviles” con la intención de clasificar solo los sitios web que son más amigables para dispositivos móviles en los resultados de búsqueda móvil.

Las penalizaciones algorítmicas son a menudo más difíciles de detectar que las penalizaciones manuales porque no recibirás un mensaje de Search Console que te informe que tu sitio ha sido penalizado. En cambio, es probable que vea una caída masiva en el tráfico sin explicación. Entonces, si notas una caída anormal en su tráfico, el trabajo de verificar backlinks debe comenzar. Definitivamente las penalizaciones algorítmicas son el mayor dolor de cabeza de los SEOs y BlackHateros, porque muchas veces no sabemos que dicha penalización existe y en algunos casos la podemos confundir con prácticas poco eficaces.

Es importante revisar los cambios recientes que hayamos realizado, como instalación de plugins, temas, certificados SSL, porque hasta el menor cambio (que salga mal) puede hacer que nuestra web caiga en una penalización algorítmica.

La mejor manera de protegernos de las penalizaciones algorítmicas es mantenernos informado sobre todas las actualizaciones de algoritmos de Google. Hay muchos recursos disponibles para realizar un seguimiento de las actualizaciones de algoritmos. La cuenta de twitter Searchliaison es sin duda una gran ayuda para estar al tanto de los nuevos cambios en Google.

Recuperarnos de una penalización algorítmica

penalización de Google

Si recibes una penalización algorítmica, la mejor manera de recuperar su clasificación es solucionar el problema lo antes posible y esperar a que Google reconozca nuestros esfuerzos empezar a reindexarnos nuevamente con los indexaciones que con frecuencia he recomendado. Google solo ejecuta actualizaciones de datos en estos algoritmos una vez cada pocos meses. Si has sido penalizado, corregir y esperar solo sirve cuando Google vuelva a actualizar el algoritmo y vea que tu web ya no debe tener la penalización, por lo cual la mejor manera es ayudar a que nuestro sitio sea visto «más rápidamente» por Google con ayuda de los indexadores. En casos extremos cuando la penalización sea muy grave recomiendo hacer SEM, el dinero puede todo, hasta quitar penalizaciones.

Conclusión

Una penalización no es tan grave como muchos SEO lo hacen ver. Obviamente nadie quiere ser penalizado, pero no es algo que no tenga remedio. Todas, absolutamente todas las penalizaciones pueder ser removidas, incluso las más extremas. De igual manera si haces Black Hat SEO como yo, lo mejor es hacer las pruebas en sitios que no te importe sean penalizados, y si todo funciona bien, puedes usar dichas estrategias en tu web principal.

NOTA: Es importante hacer pruebas en sitios con IP distinta a tu web principal. Para ello existen múltiples empresas de Hosting SEO donde de dan IP independientes donde podrás hacer tus proyectos o incluso tu propia PBN.